viernes, mayo 2

El hombre del sombrero II

Estoy sentada en el escalón de una escalera de un edificio cualquiera, no hay luz alguna. Sólo de dejos se divisan algunas sombras… al lado de un matafuego veo la sombra de un hombre, vestido de sobretodo, con un sombrero y un cigarro en la mano.
Lo comento con la persona que me acompaña, él sólo reconoce nuevamente que estoy loca, no hace otra cosa más que reír…
Tiempo después, lo llama, y yo lo espero con mi cuerpo inerte, dejándolo que el que antes se reía de mí, ahora acaricie mi figura, la recorra, la conozca, sacie su sed en mi boca y descargue su pasión en mí.
El tiempo pasa y lo sigo esperando, mi compañía susurra en ingles… parece que invoca a alguien, parece que lo invoca a él. Vuelve a reír… el motivo que lo provoca es otro, se ríe del hombre con sombrero escondido en la oscuridad, temiéndole a ésta…
Luego alguien enciende la luz, el hombre ya no está y el que me acompañaba se esfumó, carcajadas nuevamente, con la diferencia que ahora es la soledad riéndose de mi locura.

2 comentarios:

Marr dijo...

jaja no problem
si el señor Malandra se enoja mori

jajaj
un beso

muy bueno tu blog tambien

Malandra dijo...

...