sábado, octubre 9

Tormenta

Lluvia enlatada
no moja la ventana.
Sí mis piernas
sí tu cama.

Lluvia enlatada
destellos y rayos.
Tus dedos en mi cuerpo
haciendo estragos,
tu semen de mi panza
en dos tragos.

6 comentarios:

Agnes dijo...

Me gusta este poema
Me gusta todo lo que dicen los poemas de la lluvia, aunque las tormentas no es que me fascinen, una parte de mi, la cual es muy masoca, las ama.
Muy buena entrada =)

Anacronismo dijo...

Me gusta la forma que tomo.
Como convertiste algo vulgar en poesía pura.

Gonssalo M. dijo...

[semen para tu boca,
lineal perfección.

el enriedo de las piernas
es un laberinto del corazón,
ví como prostituias los besos
por temor a dormir sóla
y en tu cuarto
más de uno soñó
con dejarte en orgasmos...]

tu poema me hizo acordar a este mío,no se porq me agregaste pero queria agradecerte.

María Sin dijo...

ferpectoh...!
que de casualidades imagenes/palabras/poeticas comunes generan algunas cosas.-

¿Lesbiana? dijo...

Lluvia enlatada se compra en supermercado y la usamos segun la ocasión, como las corbatas.

Jorge Alejandro dijo...

Muy buena tu entrada jajajaja paso de lo simple a lo complejo. Sinteticamente encatador!